La tendinosis del tibial posterior es una afección que puede causar dolor significativo y limitar la movilidad, afectando la calidad de vida de quienes la padecen. En este artículo vamos a ver los principales tratamientos de la tendinitis del tibial posterior que son eficaces en el tratamiento de esta condición. Estas terapias de medicina regenerativa ofrecen ventajas notables frente a los tratamientos convencionales de fisioterapia y las opciones quirúrgicas. 

¿Qué es la tendinitis del tibial posterior? 

La tendinopatía tibial posterior es una afección que comienza con dolor e inflamación alrededor de la parte interior del tobillo y  pie, concretamente alrededor del empeine/arco y la parte interior del tobillo. 

La tendinosis del tibial posterior es una degeneración del tendón tibial posterior, ubicada en la parte interna del tobillo. Esta afección puede resultar por sobreuso, microtraumas repetitivos o factores biomecánicos. Los síntomas incluyen dolor, hinchazón y debilidad, lo que puede llevar a problemas más graves, como el colapso del arco plantar. 

El tendón tibial posterior es importante para sostener el arco del pie durante la actividad de carga.

 Afecta a entre el 3,3% y el 10% de la población. Es más frecuente en mujeres de entre 40 y 50 años y suele afectar a un solo pie. Es posible que el dolor aumente al correr, saltar o incluso caminar.

tratamiento tendinosis tibial posterior

¿Cuáles son los síntomas de la tendinopatía del tibial posterior?

Los síntomas de la tendinopatía del tibial posterior son:

  • Dolor alrededor de la parte interior del tobillo y la parte inferior de la pierna por donde pasa el tendón. Suele doler si se aplica presión en la zona con un dedo.
  • Dolor al levantar el talón con una sola pierna. Leve debilidad al elevar un solo talón, incapaz de ponerse de puntillas. Algunas personas no pueden levantar el talón con una sola pierna.
  • Dolor al caminar, correr o saltar, con síntomas que disminuyen en reposo.

¿Cuáles son las causas de la tendinitis del tibial posterior?

Se cree que está causado por un estrés repetitivo y pequeñas lesiones en el tendón como resultado de un aumento repentino de la actividad.

El estrés repetitivo y las pequeñas lesiones hacen que la respuesta normal de curación del tendón sea más lenta. Esto puede provocar que las lesiones se produzcan en el tendón a una velocidad superior a la que el cuerpo puede curarlas. Esto a su vez provoca el debilitamiento del tendón, el cual puede ser más vulnerable a las lesiones.

Otros factores que contribuyen:

  • Edad avanzada.
  • El sobrepeso.
  • La diabetes se ha relacionado con un mayor riesgo de desarrollar tendinopatía tibial posterior.
  • Enfermedades inflamatorias, como la artritis reumatoide, la artritis psoriásica, etc.
  • Debilidad y/o tensión en los músculos de los pies o las piernas.
  • Uso de calzado sin sujeción, como sandalias.
  • Pasar largos periodos de tiempo de pie, caminando o corriendo, especialmente con un aumento repentino de estas actividades.
  • Mala técnica de ejercicio o entrenamiento y falta de recuperación entre actividades.
  • Uso prolongado de corticosteroides orales y de cierta familia de antibióticos (fluoroquinolonas).
  • Lesiones o intervenciones quirúrgicas previas en el pie y el tobillo.
  • Deportes de alto impacto.

Tratamiento de la tendinitis del tibial posterior con terapias regenerativas 

En la clínica Regenerat nos esforzamos por evitar o retrasar la cirugía tanto como sea posible, utilizando las terapias regenerativas más avanzadas disponibles.

Solo recurrimos a la cirugía en los casos más severos de tendinitis del tibial posterior, donde las terapias regenerativas ya no son efectivas. 

Como cirujanos con amplia experiencia en el tratamiento de la tendinitis del tibial posterior, estamos en una posición única para determinar si un paciente se beneficiará más de las terapias regenerativas o de la intervención quirúrgica. Contamos con una vasta experiencia en ambos enfoques y podemos anticipar con precisión los resultados esperados en cada caso. 

Ofrecemos una gama completa de tratamientos para la tendinitis del tibial posterior, destacándonos en terapias biológicas guiadas por imagen.

Utilizamos terapias biológicas, también conocidas como Ortobiología, para regenerar y restaurar el tendón  tibial posterior. 

Nuestro objetivo es brindar un tratamiento integral y personalizado, asegurando el mejor resultado posible para cada paciente. 

1. Tratamiento de la tendinitis del tibial posterior con Plasma Rico en Plaquetas (PRP) 

El PRP implica la extracción de una pequeña cantidad de sangre del paciente, la cual se procesa para concentrar las plaquetas y los factores de crecimiento. Luego, esta concentración se inyecta en el área afectada de manera ecoguiada. 

Ventajas: 

  • Promoción de la curación: Los factores de crecimiento en el PRP estimulan la regeneración del tejido tendinoso, acelerando la curación.
  • Menos efectos secundarios: Al ser un producto derivado del propio paciente, el riesgo de reacciones adversas es mínimo.
  • Recuperación más rápida: Los pacientes suelen experimentar una recuperación más rápida y menos dolorosa en comparación con los tratamientos quirúrgicos.

2. Tratamiento de la tendinosis del tibial posterior con células madre 

Las células madre mesenquimales, generalmente obtenidas de la médula ósea o del tejido adiposo del paciente, se inyectan en el tendón afectado. Estas células tienen la capacidad de diferenciarse en diversos tipos de tejido y de promover la reparación. 

Ventajas: 

  • Regeneración del tejido: Las células madre pueden diferenciarse en células tendinosas, contribuyendo a la reparación y regeneración del tendón.
  • Reducción de la inflamación: Estas células también tienen propiedades antiinflamatorias, lo que puede reducir el dolor y la hinchazón.
  • Eficacia a largo plazo: Estudios han mostrado mejoras significativas en la función y el alivio del dolor a largo plazo. 

3. Terapia con Proloterapia 

Similar al PRP, esta terapia utiliza dextrosa diluidad para estimular la reparación del tendón. 

Ventajas: 

  • Aceleración de la reparación: La proloterapia acelera el proceso de curación del tejido tendinoso.
  • Mínimamente invasivo: La terapia se realiza mediante inyecciones, evitando la necesidad de cirugía.

espolón calcáneo diagnóstico

Tratamiento de la tendinosis del tibial posterior: Comparación con la Fisioterapia y las Opciones Quirúrgicas 

Fisioterapia 

La fisioterapia es una parte importante del tratamiento de la tendinosis del tibial posterior y puede ayudar a mejorar la fuerza y la flexibilidad. 

Sin embargo, tiene limitaciones en cuanto a la regeneración del tejido dañado. 

La fisioterapia se centra en la gestión de los síntomas y la prevención de la progresión de la afección, pero no aborda la reparación directa del tendón dañado como lo hacen las terapias regenerativas.

No obstante suele utilizarse de manera coadyuvante a la  terapias ortobiológicas. 

Opciones quirúrgicas 

La cirugía es una opción para los casos severos que no responden a otros tratamientos. Sin embargo, la cirugía conlleva riesgos, como infecciones, daño a los nervios y un tiempo de recuperación prolongado. 

Además, la cirugía puede ser costosa y puede requerir una rehabilitación extensa. 

Ventajas de las terapias regenerativas 

  • Menos Invasivas: Las terapias regenerativas como PRP y células madre son mínimamente invasivas y se realizan con inyecciones en lugar de procedimientos quirúrgicos.
  • Menor Tiempo de Recuperación: Los pacientes suelen experimentar una recuperación más rápida y pueden regresar a sus actividades diarias en menos tiempo.
  • Regeneración Natural del Tejido: Estas terapias fomentan la curación natural del cuerpo, ayudando a regenerar el tejido tendinoso dañado en lugar de simplemente gestionar los síntomas.
  • Menor Riesgo de Complicaciones: Al ser procedimientos menos invasivos y utilizando materiales derivados del propio cuerpo, el riesgo de complicaciones es significativamente menor. 

¿Cómo puedo prevenir una tendinitis o tendinosis del tibial posterior? 

Los consejos que se ofrecen a continuación se centran en ayudarte a recuperar la actividad normal.

La buena noticia es que los síntomas de la mayoría de las personas mejoran. Los tendones pueden tardar en curarse, por lo que la mejoría puede tardar varios meses. 

Si tienes alguno de los factores o causas que pueden producir la tendinitis, es importante que hagas los cambios necesarios en tu estilo de vida para ayudar a su recuperación. 

  • La forma en que gestiones la carga a través del tendón será clave para el proceso de curación. Debes reducir la carga aumentando la fuerza del tendón y, a continuación, fortalecer gradualmente el músculo/tendón para volver a la situación anterior a los síntomas.
  • Calzado: Cambiar a zapatillas/zapatos cómodos de estilo running o botas de montaña con un ligero tacón te proporcionará el mejor apoyo para el tendón tibial posterior.
  • Evita llevar calzado duro, plano o que no ofrezca apoyo. El calzado muy plano puede agravar los síntomas, sobre todo si también tiene los músculos de la pantorrilla tensos.
  • Es importante tener en cuenta que los zapatos con suelas flexibles suelen ofrecer menos apoyo al pie y pueden aumentar la tensión en los tejidos blandos del pie y el tobillo. Si tu calzado tiene cordones, asegúrate de que están bien atados.

 Plazos/ Pronóstico

Tus síntomas deberían empezar a mejorar en un plazo de 6 a 12 semanas después de seguir estos consejos. No todas las personas mejoran rápidamente y algunas pueden necesitar de seis a nueve meses de rehabilitación para volver a realizar todas sus actividades sin dolor. 

Hay que tener en cuenta que es normal tener periodos de mayor dolor o reagudización durante la recuperación.

Da el primer paso hacia una vida plena y sin dolor con la Medicina Regenerativa.

DESCARGA la GUÍA de Medicina Regenerativa que elimina tu dolor ¡SIN CIRUGÍA!

"*" señala los campos obligatorios

Nombre y Apellidos*
Aviso legal
Acepto recibir notificacione en mi correo
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Regenerat clínica: III Premios Bienestar y Calidad de Vida 

 Centro de referencia en Terapias Regenerativas

premios la razón centro terapias regenerativas

Pide cita para curar tu dolencia sin cirugía en Regenerat clínica

Especialistas en medicina regenerativa

Regenerat clínica cuenta con un equipo de especialistas dirigidos por el Dr. Miguel Alfonso Porcar, altamente cualificados en medicina regenerativa.

El Dr. Miguel Alfonso Porcar y su equipo tienen una amplia experiencia en el tratamiento de las patologías músculo esqueléticas en la cadera, hombro o codo. En muchos de los casos será posible tu recuperación sin cirugía aplicando las técnicas más avanzadas de terapia celular y factores de crecimiento plaquetario.

Te brindaremos un trato personalizado, siempre enfocado en mejorar tu calidad de vida y reducir el dolor y la inflamación en tu articulación afectada.

Pide cita previa en Catarroja o Torrent

Si lo prefieres, déjanos tus datos y nosotros nos pondremos en contacto

10 + 7 =

Articulo y modificaciones revisadas por el Dr. Miguel Alfonso Porcar

 

Mejor traumatólogo en Valencia Dr. Miguel Alfonso Porcar

Clínica de Medicina Regenerativa en Valencia

El Dr. Miguel Alfonso Porcar es Especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica vía MIR en el Hospital General Universitario de Valencia, y experto en terapias de medicina regenerativa con células madre, plasma rico en plaquetas, proloterapia suero autólogo rico en citoquinas....

Saber más sobre el Dr. Miguel Alfonso

✅Fact Check

Este artículo ha sido verificado. El contenido incluye enlaces a sitios de medios acreditados y estudios médicos. Todo el contenido de nuestra web ha sido revisado personalmente por el Dr. Miguel Alfonso Porcar, no obstante, si encuentras algún error, puedes contactarnos para sugerirnos las correcciones que creas convenientes.