La articulación de la rodilla contiene dos tipos de cartílago, ambos diseñados para ayudar a proteger los huesos dentro de la articulación. Los daños provocados por el desgaste en el cartílago de la rodilla pueden provocar síntomas dolorosos, ya sea por una lesión aguda durante la práctica deportiva o por sobrecarga. La gravedad de la lesión del cartílago de la rodilla determinará las opciones de tratamiento y los plazos de recuperación.

¿Qué son las lesiones del cartílago de la rodilla?

El cartílago articular, un tejido blando similar al caucho que recubre los extremos de los huesos en las articulaciones, actúa como un amortiguador y permite un movimiento suave y sin dolor. El desgaste del cartílago, conocido como osteoartritis, es una condición común que causa dolor, rigidez e inflamación e incluso un derrame en la rodilla.

La articulación de la rodilla es el lugar donde se unen la tibia (hueso de la espinilla), el fémur (hueso del muslo) y la rótula (rótula).

Los huesos de la rodilla están protegidos y amortiguados por dos tipos de cartílago: el cartílago articular y el cartílago meniscal.

  • El cartílago articular recubre los extremos de cada hueso y la parte posterior de la rótula. Este cartílago liso permite que los huesos se muevan con facilidad dentro de la articulación y se deslicen unos sobre otros sin fricción.
  • El cartílago menisco, un tejido resistente y flexible, se sitúa entre el muslo y la tibia a ambos lados de la rodilla y proporciona amortiguación distribuyendo el peso del cuerpo por igual en toda la superficie de la rodilla.

Las torsiones y giros bruscos al cargar la rodilla pueden provocar desgarros del cartílago articular o menisco. A veces, una rotura de menisco puede acompañar a una lesión por rotura del LCA.

El cartílago de la rodilla también puede desgastarse con el tiempo. A medida que la calidad del tejido degenera con el uso excesivo o el envejecimiento, existe la posibilidad de que se produzca una pérdida de cartílago en la rodilla.

desgaste del cartílago de rodilla síntomas

¿Cuáles son los síntomas del desgaste del cartílago de la rodilla?

Con las lesiones del cartílago de la rodilla, el dolor y el bloqueo de la rodilla pueden provocar dificultades para caminar, correr y realizar otras actividades.

El dolor es el síntoma más evidente de lesión del cartílago de la rodilla, pero una señal de advertencia igualmente frecuente es la hinchazón recurrente de la rodilla. El dolor de rodilla puede provenir de diversas fuentes, por lo que puede resultar difícil identificar el daño del cartílago como la causa.

Otro síntoma clave de lesión del cartílago de la rodilla es una sensación de bloqueo o enganche al mover la articulación. En estas situaciones, cuando la rodilla se dobla, se puede notar que se engancha durante el movimiento.

En las lesiones más graves, la rodilla puede bloquearse y no podrás extender la pierna por completo.

Otros síntomas de las lesiones del cartílago de la rodilla son:

  • Sonidos y sensaciones de chirrido o estallido al mover la articulación de la rodilla.
  • Rigidez en la rodilla.
  • Reducción de la amplitud de movimiento.
  • Inestabilidad de la rodilla.
  • Hinchazón.
  • Aumento del dolor en el cartílago de la rodilla al subir o bajar escaleras.

Ponte en contacto con nuestro equipo multidisciplinar de médicos especialistas en lesiones asociadas al desgaste del cartílago de la rodilla para obtener un diagnóstico, tratamiento y plan de rehabilitación y recuperación completo y personalizado para tu lesión por desgaste del cartílago de la rodilla.

Da el primer paso hacia una vida plena y sin dolor con la Medicina Regenerativa.

causas del desgaste del cartílago de rodilla

Tipos de lesiones del cartílago de la rodilla

Los desgarros de cartílago y otros daños en el cartílago de la rodilla pueden producirse gradualmente con el tiempo o de forma repentina a causa de una lesión.

Lesión traumática

Una lesión traumática en la rodilla puede desgarrar el cartílago del menisco o la raíz del menisco, donde el cartílago se ancla al hueso.

Este tipo de lesiones pueden ser de contacto o sin contacto.

Una torsión o una flexión pueden sobrecargar el cartílago y provocar un desgarro, o un golpe en la rodilla puede provocar un desgarro del cartílago. El desgarro del cartílago del menisco suele producirse en atletas, pero también puede ocurrir en la vida cotidiana.

Uso excesivo y artrosis de rodilla

El uso excesivo crónico de la rodilla, ya sea por un movimiento repetido relacionado con el deporte o por movimientos ajenos a éste, puede provocar el desgaste del tejido cartilaginoso.

El cartílago de la rodilla también puede volverse áspero y degenerarse con el tiempo debido a la artritis. Los médicos suelen denominar a esto artrosis postraumática.

Desgaste del cartílago de rodilla: Causas y factores de riesgo

Una lesión del cartílago de la rodilla puede producirse en cualquier actividad en la que sea posible una caída o un contacto fuerte con otra persona u objeto. Este contacto puede impactar en la rodilla, desgarrando el cartílago de su interior.

El desgaste del cartílago de rodilla puede ser causado por diversos factores, que van desde la edad hasta ciertos hábitos de vida.

A continuación, exploraremos el impacto de la actividad física en el cartílago articular y la relación entre el peso corporal y el desgaste del cartílago.

Impacto de la actividad física en el cartílago articular

La práctica regular de deporte de alto impacto, como correr o practicar deportes de contacto, puede aumentar el desgaste del cartílago de rodilla. La repetición de movimientos bruscos y la sobrecarga en la articulación pueden provocar daños en el cartílago, contribuyendo al desarrollo de la artrosis.

Los deportes más comunes en los que se producen lesiones del cartílago de la rodilla son el fútbol, el atletismo, el fútbol americano, el baloncesto y el esquí.

Las causas comunes de una lesión del cartílago de la rodilla incluyen:

  • Sufrir un golpe fuerte en la rodilla, ya sea al chocar con un adversario o al caer al suelo.
  • Una torsión traumática de la rodilla
  • Impactos repetitivos en la articulación de la rodilla

Si no se cura correctamente, una lesión del cartílago de la rodilla puede causar más daños en la zona que la rodea, incluidos los huesos. Si se retoma la actividad antes de que el cartílago se haya curado por completo, se corre el riesgo de empeorar la lesión y aumentan las probabilidades de que se desarrolle artrosis en la articulación.

Para reducir el riesgo de lesiones, los deportistas deben tener una condición física adecuada para el deporte que practican. 

Relación entre el peso corporal y el desgaste del cartílago

El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo importantes para el desgaste del cartílago de rodilla. El exceso de peso aumenta la presión sobre la articulación, lo que puede acelerar el deterioro del cartílago articular. Además, la grasa corporal produce sustancias inflamatorias que pueden dañar el tejido cartilaginoso.

Algunas lesiones de cartílago también pueden ser el resultado de lesiones por uso excesivo durante la adolescencia y dar lugar a trozos sueltos de cartílago en la articulación. Esto se denomina osteocondritis disecante.

diagnostico de desgaste del cartílago de rodilla

¿Cómo se diagnostican las lesiones por desgaste del cartílago de la rodilla?

Un especialista en traumatología puede diagnosticar las lesiones del cartílago de la rodilla mediante un examen físico y tecnología de imagen.

Una exploración física para diagnosticar lesiones del cartílago de la rodilla suele incluir:

  • Preguntas sobre la lesión y el alcance del dolor de rodilla
  • Observaciones que incluyen una comparación de la rodilla lesionada con la rodilla no lesionada para determinar la inflamación y la amplitud de movimiento
  • Pruebas de movimiento para evaluar el dolor, la amplitud de movimiento y la estabilidad

En una exploración física, el médico determinará la gravedad de la lesión junto con cualquier otro posible daño en la rodilla.

Para evaluar mejor la lesión puede utilizarse tecnología de imagen.

  • Una resonancia magnética (RM) permite ver el cartílago y los ligamentos, lo que ayuda al médico a determinar el nivel de daño.
  • Una radiografía o tomografía computarizada puede ayudar a descartar cualquier lesión en los huesos y determinar si ya hay pérdida de cartílago articular hueso con hueso.
  • La ecografía nos permitirá apreciar acumulos de liquido intraarticular o en la cara posterior de la misma (Quiste de Baker), así como la aparición de osteofitos como consecuencia de la perdida del cartílago.

Tratamiento del desgaste del cartílago de la rodilla

Si bien el daño del cartílago articular no se puede revertir, existen diversos tratamientos que pueden ayudar a aliviar los síntomas y mejorar la función de la rodilla.

Entre estas opciones, las infiltraciones intraarticulares han ganado popularidad en los últimos años.

El tratamiento de las lesiones del cartílago de la rodilla varía mucho en función del tipo de cartílago dañado, de si el cartílago está desgarrado o degenerado, y de la edad y el estado físico del paciente.

  • Tras una lesión aguda, los médicos aconsejan reposo, hielo y antiinflamatorios de venta libre para reducir la hinchazón.
  • La fisioterapia y los estiramientos diseñados para fortalecer los músculos que rodean la articulación pueden mejorar la estabilidad y ayudar a la recuperación.
  • Como el cartílago no tiene riego sanguíneo directo, puede tardar más en curarse, y algunos desgarros pueden no curarse sin ayuda de la cirugía.

Afortunadamente, existen diversos tratamientos posibles para aliviar los síntomas del desgaste del cartílago de la rodilla, incluyendo infiltraciones de diversos tipos.

DESCARGA la GUÍA de Medicina Regenerativa que elimina tu dolor ¡SIN CIRUGÍA!

"*" señala los campos obligatorios

Nombre y Apellidos*
Aviso legal
Acepto recibir notificacione en mi correo
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

infiltración ácido hialurónico para cartílago rodilla desgastado

Infiltraciones para el cartílago de la rodilla desgastado

Infiltraciones de corticosteroides

Las infiltraciones de corticosteroides también pueden ser útiles para aliviar el dolor y la inflamación asociados con el desgaste del cartílago de la rodilla. Los corticosteroides son medicamentos antiinflamatorios potentes que se inyectan directamente en la articulación de la rodilla.

Los corticosteroides no ayudan a lubricar la articulación, sino que reducen la inflamación y el dolor.

Las infiltraciones de corticosteroides suelen ser efectivas a corto plazo, pero pueden causar efectos secundarios graves si se utilizan en exceso por lo que no son una opción como tratamiento repetitivo.

Infiltraciones de ácido hialurónico para el desgaste del cartílago

El ácido hialurónico es un líquido viscoso que se encuentra naturalmente en el cuerpo y ayuda a lubricar las articulaciones. Las infiltraciones de ácido hialurónico en la rodilla pueden ayudar a reducir el dolor y mejorar la movilidad en personas con desgaste del cartílago.

El tratamiento consiste en inyectar ácido hialurónico directamente en la articulación de la rodilla, donde puede ayudar a reemplazar el líquido sinovial natural que se ha perdido debido al desgaste del cartílago.

Las infiltraciones de ácido hialurónico suelen ser seguras y bien toleradas, aunque pueden causar efectos secundarios temporales como dolor, inflamación o enrojecimiento en el sitio de inyección.

Infiltraciones de plasma rico en plaquetas (PRP) para la regeneración del cartílago desgastado

El plasma rico en plaquetas (PRP) es un tratamiento novedoso que utiliza las propias plaquetas del paciente para promover la curación y la regeneración del tejido dañado.

El tratamiento consiste en extraer una pequeña cantidad de sangre del paciente, centrifugarla para separar las plaquetas y luego inyectar el plasma rico en plaquetas en la articulación de la rodilla.

Las plaquetas contienen factores de crecimiento y otras proteínas que ayudan a estimular la curación y reducir la inflamación. Las infiltraciones de PRP son seguras y bien toleradas, aunque en casos excepcionales pueden causar efectos secundarios temporales como dolor, inflamación o enrojecimiento en el sitio de inyección.

Solución del cartílago de rodilla desgastado con infiltraciones de PRP: testimonios de pacientes

Otros tratamientos para lesiones del cartílago de la rodilla

En casos graves de desgaste del cartílago, se puede considerar la cirugía, como la artroscopia o la prótesis total de rodilla.

Sin embargo, estos tratamientos suelen ser invasivos y tienen riesgos asociados, por lo que generalmente se recomiendan como último recurso.

Cirugía del cartílago de la rodilla desgastado

En ocasiones, el cartílago articular puede repararse mediante cirugía artroscópica para aliviar los síntomas y restaurar el cartílago dañado.

La cirugía puede estimular la reparación del cartílago o injertar cartílago en la rodilla procedente de otra fuente para sustituir el cartílago de la rodilla.

Si el defecto de cartílago es más grave, puede ser necesario realizar primero una cirugía artroscópica y después una cirugía de reparación mayor.

La recuperación de estos procedimientos es larga y puede durar hasta un año. Especialmente en la rótula, puede llevar hasta 18 meses.

Los procedimientos quirúrgicos para reparar el menisco son más frecuentes y suelen realizarse mediante artroscopia. Una cirugía de menisco puede incluir el rasurado de una pequeña porción del cartílago desgarrado o una reparación con suturas y pequeños anclajes.

Da el primer paso hacia una vida plena y sin dolor con la Medicina Regenerativa.

Lesión del cartílago de la rodilla: tiempo de recuperación

El tiempo de recuperación tras una lesión del cartílago de la rodilla depende en gran medida del alcance de la lesión y de la edad del paciente.

Si no es necesaria la cirugía, la recuperación con el tratamientos mediante infiltraciones puede producirse en un plazo de cuatro a ocho semanas e incluso menos.

Tiempo de recuperación de la operación de cartílago de la rodilla

El tiempo de recuperación de la cirugía del cartílago de la rodilla es, por término medio, de tres a cuatro meses después de una reparación del menisco y de hasta nueve meses después de una cirugía de reparación del cartílago articular. En casos graves, puede tardar hasta 18 meses.

A medida que los pacientes vuelven a la actividad, deben vigilar cuidadosamente el dolor de rodilla y limitar las actividades que aumenten la probabilidad de sufrir otra lesión antes de la curación completa.

Es posible que los deportistas deban reincorporarse lentamente con actividades físicas de bajo impacto, como nadar o montar en bicicleta estática.

Prevención de las lesiones por desgaste del cartílago de la rodilla

La artrosis de rodilla es una condición crónica que requiere un enfoque integral en el tratamiento y cuidado. Aquí se detallan algunas medidas preventivas y recomendaciones para mejorar la calidad de vida en casos de desgaste del cartílago.

Importancia de la actividad física moderada en pacientes con artrosis

Mantenerse activo es fundamental para fortalecer los músculos que rodean la rodilla y mejorar la estabilidad de la articulación.

Se recomienda realizar ejercicios de bajo impacto, como natación, caminar o montar en bicicleta, para mantener la movilidad sin sobrecargar la rodilla.

Consultar con un fisioterapeuta para diseñar un programa de ejercicios personalizado que se adapte a las necesidades y limitaciones de cada paciente con artrosis de rodilla.

Una articulación de la rodilla fuerte y un calentamiento adecuado pueden ayudar a limitar el riesgo de sufrir una lesión del cartílago de la rodilla.

Entre los consejos para prevenir aún más las lesiones del cartílago de la rodilla se incluyen:

  • Fortalecer la rodilla mediante ejercicios y estiramientos
  • Asegurarse de estar en forma para la actividad elegida
  • Calentamiento y estiramientos adecuados antes de la actividad.
  • Mejorar la técnica deportiva para reducir el riesgo de torsiones o flexiones anormales.
  • Perder el exceso de peso

Recomendaciones para mejorar la calidad de vida en casos de desgaste del cartílago

  • Mantener un peso saludable ayuda a reducir la carga sobre la rodilla y disminuir la progresión de la artrosis.
  • Seguir una dieta equilibrada y rica en alimentos antiinflamatorios, como frutas, verduras, pescado y frutos secos, puede ayudar a controlar la inflamación en las articulaciones.
  • Utilizar calzado adecuado y ortesis para mejorar la alineación de la rodilla y reducir la presión sobre el cartílago desgastado.
  • Realizar ejercicios de estiramiento y fortalecimiento muscular de forma regular para mejorar la flexibilidad y estabilidad de la rodilla afectada.

Regenerat clínica: III Premios Bienestar y Calidad de Vida 

 Centro de referencia en Terapias Regenerativas

premios la razón centro terapias regenerativas

Pide cita para curar tu dolencia sin cirugía en Regenerat clínica

Especialistas en medicina regenerativa

Regenerat clínica cuenta con un equipo de especialistas dirigidos por el Dr. Miguel Alfonso Porcar, altamente cualificados en medicina regenerativa.

El Dr. Miguel Alfonso Porcar y su equipo tienen una amplia experiencia en el tratamiento de las patologías músculo esqueléticas en la cadera, hombro o codo. En muchos de los casos será posible tu recuperación sin cirugía aplicando las técnicas más avanzadas de terapia celular y factores de crecimiento plaquetario.

Te brindaremos un trato personalizado, siempre enfocado en mejorar tu calidad de vida y reducir el dolor y la inflamación en tu articulación afectada.

Pide cita previa en Catarroja o Torrent

Si lo prefieres, déjanos tus datos y nosotros nos pondremos en contacto

14 + 5 =

Articulo y modificaciones revisadas por el Dr. Miguel Alfonso Porcar

 

Mejor traumatólogo en Valencia Dr. Miguel Alfonso Porcar

Clínica de Medicina Regenerativa en Valencia

El Dr. Miguel Alfonso Porcar es Especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica vía MIR en el Hospital General Universitario de Valencia, y experto en terapias de medicina regenerativa con células madre, plasma rico en plaquetas, proloterapia suero autólogo rico en citoquinas....

Saber más sobre el Dr. Miguel Alfonso

✅Fact Check

Este artículo ha sido verificado. El contenido incluye enlaces a sitios de medios acreditados y estudios médicos. Todo el contenido de nuestra web ha sido revisado personalmente por el Dr. Miguel Alfonso Porcar, no obstante, si encuentras algún error, puedes contactarnos para sugerirnos las correcciones que creas convenientes.